Joven Club de Computación y Electrónica hace cotidiano el Día de la Informática

Aunque el término Informática surge desde el año 1959 por el Ingeniero eléctrico Karl Steinbuch, esta disciplina realmente ejerce una influencia significativa por los años 80 del siglo XX, instituyendo así el día 9 de diciembre como el Día Mundial de la Informática.

Los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE), hacen día a día presente este concepto con sus servicios y productos, lo más actualizado está presente sobre todo en el apoyo que realiza a los servicios de comercio electrónico en la orientación a la comunidad en el uso de EnZona y Transfermóvil y más recientemente en el uso de los servicios en línea a través de la página Ticket.

Ya han pasado 22 años del siglo XXI y se puede constar el desarrollo tan vertiginoso que tiene esta rama de la Ciencia, ya hoy no se concibe el proceso diario de nuestras vidas sin la presencia de la informática, ya sea por el uso del teletrabajo, el comercio electrónico, servicios informáticos, las telecomunicaciones; todo ello propiciando mejorar el rendimiento y productividad del trabajo y las bondades de comunicación y calidad de vida para todos los usuarios que la utilizan.

En ello también pone empeño los JCCE, ofreciendo mayor comodidad a la comunidad sin tener en cuenta condición física, categoría educacional, social, edad o género, contribuyendo así al uso de información y páginas con servicios accesibles a todos.

Por una informática más saludable y sostenible, no pongas límite al conocimiento de la misma.

Había una vez un círculo de abuelo …. y surgió el Geroclub Santa Clara VII

Nuestra sociedad está inmersa en una transformación digital y los Joven Club tienen una activa participación en el acercamiento a las personas de la tercera edad para mejorar su calidad de vida y brindar cursos que les permitan comprender y asimilar contenidos relacionados con las tecnologías de la información y las comunicaciones.

El pasado de 9 noviembre de 2022 se realizó un conversatorio con las abuelas integrantes del círculo de abuelos perteneciente al consejo popular Las Minas sobre las bondades de la informática y su utilidad en todas las esferas de nuestra sociedad.

De este encuentro surgió el Geroclub Santa Clara VII. A su creación asistieron las abuelas Miriam Gerónima Pérez Vera y Aida Rodríguez Galindo, las que eligieron como coordinadora a Edilda Ofelia González Santisteban.  Las abuelas manifestaron gran entusiasmo con la posibilidad de conocer temas relacionados con las redes sociales, la búsqueda de información, las pasarelas de pago electrónico, así como la realización de actividades recreativas y de entrenamiento.

Las instructoras Belkis Alonso Gutiérrez y Lidirxy Lorenzo Boza acompañaron a las abuelas en un recorrido por toda la instalación donde pudieron reconocer las diferentes plantas medicinales sembradas por los niños del círculo de interés “Mi planeta verde” en los alrededores del Joven Club, además conversaron sobre las principales partes del hardware y el sistema operativo Windows de una computadora, pues algunas de las asistentes, poseen estos equipos en sus hogares y tal fue el interés de conocer sobre los temas informáticos.

Al conocer que también la telefonía móvil en el Joven Club tiene servicios donde les ayudarán a conocer el uso y gestión de la pasarela EnZona y Transfermóvil, manifestaron mucha satisfacción al experimentar con el uso de códigos de barras bidimensionales personalizados, QR, para conocer las propiedades de las plantas medicinales que estaban presentes en la entidad como muestra verídica del uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

Surgió entonces la idea de comentar sobre algunos remedios caseros que son de gran utilidad para curar diversas enfermedades como las úlceras de los pies con la sábila, Aloe Vera Mill. mencionaron muchas recetas de cocina a las que le incorporan orégano cuyo nombre científico es Origanum vulgare. Un momento muy curioso fue cuando observaron el Tradescantia spathacea, la abuela Ofelia, lo llamó cordobán, Aida, zapatico y Miriam dijo que era seroncito, le explicamos que todas estaban en lo cierto porque una planta puede tener diferentes nombres comunes en distintas regiones de Cuba y del mundo. De este modo se llegó al consenso de formar el grupo de Geroclub Santa Clara VII, pues formalmente y a partir de ese momento se establecerá una periodicidad de estos encuentros.

Como cierre de la primera de muchas citas que tendrán lugar en este Joven Club, las abuelas recibieron un ramo de flores silvestres, muestra de agradecimiento por sus años de entrega a nuestra sociedad y a la educación de las nuevasgeneraciones.